Mamá con amor

 

Tengo el oficio más bonito de todos: ser mamá. Así de simple y así de complejo. Lo primero ante los ojos de la mayoría, pues no tengo un horario ni un jefe ni unas obligaciones, tengo sí una intuición que es solo mía y que nadie se atrevería a cuestionarme (o bueno, tal vez una que otra pendeja por ahí). Lo segundo ante los ojos de las que ejercen el mismo oficio que yo y en las mismas condiciones, entendiendo por ellas la dedicación y el provecho total de quedarse en la casa criando un hijo.

¿Cómo veo yo mi oficio? Depende del día, o de la semana. A veces, la mayoría de los días, pareciera tan bonito y simple y todos los adjetivos rosados. Pero hay días donde se hace evidente el lado oscuro, donde entro en una cueva de la que nadie habla (o si lo hacen es de una manera muy superficial), y esa cueva me da pavor, impotencia y hasta me hace llorar.
No dudo ni un segundo que por mi hija vale la pena todo. Vale la pena renunciar a mi trabajo de abogada, vale la pena “sacrificar” mis ratos que eran libres (ahora no existen), vale la pena dejar de arreglarse las uñas, salir con amigos, tomar el algo. Todo lo bueno de la vida y que en otro tiempo ocupaba mi lista de diversión, ya o no existe o es muy reducido (ya lo bueno son otras cosas), tal vez porque yo así lo quiero, tal vez porque simplemente es así. Y creo que en los blogs y escritos de mamás, todas las que hemos poco a poco renunciado a eso, nos vanagloriamos diciendo que no nos hace falta, y tal vez cuando lo hacemos sentimos una pequeña satisfacción del deber cumplido, porque no salimos y nos quedamos compartiendo con esa cosita llena de vida que demanda tiempo y cariño. Pero a veces es tan necesario, tan necesario que a largo plazo me ha hecho conocer la soledad. Una soledad que no es parecida a la que había conocido, es la soledad de estar rodeada de gente, de los mismos, y a la misma vez estar sola.
Todos a mi alrededor conservan su empleo, tienen la vida que yo llevaba antes de ser mamá. Mis compañeros y amigos escalan en sus carreras profesionales de manera efervescente y triunfal. Yo celebro honestamente sus logros, a todos los quiero abrazar porque han ido encontrando su camino en la vida y son exitosos, pero al mismo tiempo siento que me quedo, que me quedé siendo la mamá de Mariana. Y para justificar mi oficio que es tan bonito me metí a varios cursos de crianza, me estudié el tema, me sé teorías sobre alimentación complementaria, lactancia, crianza; me he visto las más ridículas conferencias por YouTube para ser una mamá que justifica su renuncia al mundo laboral, que de alguna manera paga su vida ideal con conocimiento de causa y está preparada para lo que hace, pero a veces, solo a veces, no es suficiente.
Desde lo económico hasta lo intelectual, ser solo mamá es duro. Y no es porque la sociedad así lo haya señalado (como muchos sostienen) yo siempre he hecho lo que me da la gana (bueno, casi siempre), bien o mal visto, la sociedad para mí está a un lado cuando de mi felicidad se trata. Pero sentir que de todo lo que gastas nada es tuyo (tener que pedir hasta pa regalar) y sentir que el único tema de conversación que nace son los avances o  las travesuras de tu hijo, es difícil. Claro, es también una cosa de personalidades. Conozco la mamá que es feliz viendo día a día con su bebé y bañándose a las 12 todos los días. Yo, el día que prenda la televisión en la mañana, estoy cercana a que me internen.
Y entonces hay un montón de luchas pendejas que hay que librar en la maternidad: en los espacios donde los niños empiezan a socializar van también mamás. Bueno, la verdad son escasas porque cada vez el mundo se inunda más de niñeras pero donde hay mamás… bueno, prefiero las niñeras. Los temas de conversación no me llaman la atención, no he podido encontrar una barra de mamás que piense más o menos como yo, una que otra por ahí y no más, no entiendo cómo y con qué tiempo las mamás se súper maquillan y van de tacones a clases de estimulación. Las pañaleras son de marca y las cambian según la ropa del niño y yo, yo estoy ahí con mi morral de Walmart, y de tenis. Y entre esas luchas está también que cuestionen cada paso de lo que haces, porque debe ser así y no como lo haces, porque fo hacerlo así, porque no te dejas ayudar y vives mamada, porque no es justo para la niña tanto apego.Y por el otro lado el esposo: ¿Cómo no dejarlo a un lado? ¿Cómo encontrar el equilibrio entre compartir tiempo juntos y tiempo en familia? ¿Cómo arreglarse en 5 minutos con la pelaita al lado chupándose las brochas?
Y la verdad es que me importa un chorizo ser así de pata, de dummie siendo mamá, publicando mis reflexiones baratas cada vez que me inspiro y demostrándole mi desbordado amor a Mariana y a mi barriga llena de vida, estoy convencida de estar haciendo lo que me hace feliz, y cuando entro a la cueva solo me pregunto si tuviera una enfermedad terminal dónde estaría, si en la oficina siendo exitosa o así sin maquillaje cantando como loca todo el día, y me miro al espejo con la certeza de estar siendo yo misma, en mi humilde pero transformadora labor.
A la mamá que quiere renunciar a todo para serlo: la felicito pero ya sabe la cueva que le espera (bueno, si es tan hiperactiva y pata como yo). A la mamá que no renuncia para serlo: la felicito, varios días del mes que quiero ser como usted. A la que sabe combinar ambas cosas emprendedora, empresaria, trabajadora de medio tiempo: usted es mi ídolo.
PD. Es tan impresionante lo que aquí digo que quería poner una foto mía sola y… ¡no tengo!. Todas con ella. Tocó con ella. Ella es mi vida.
Compartir Artículo
Abogada de la UPB Cuso introductorio a la Psicología y Psicología de la Memoria Diplomado en Trastornos del Comportamiento Taller en Disciplina Positiva Certificación de Disciplina Positiva para parejas

relacionado entrada

24 comentarios en “EL LADO OSCURO DE SER MAMÁ EN CASA

  1. Juana Gaviria says:

    Ana linda!! te recuerdo con mucho cariño y déjame decirte que leo todo lo que publicas. Aunque no soy mamá todavía (aunque me muero de ganas de serlo pronto porque siempre ha sido mi sueño) primera infancia es mi area de estudio. Ahora me dedico a hacer investigación en diferentes areas del desarrollo de los niños y en las interacciones entre padres e hijos. Me encanta leerte porque es ver una familia en acción y no cualquier familia. Tu entrega, dedicación y las distintas cosas que haces con Mariana reflejan el tipo de persona que eres y lo mucho que estas trabajando para aportar a la sociedad. Ver esa relación entre madre e hija que tienen me derrite. Ojalá todos los niños pudieran tener tan siquiera un poquito de todo lo que Mariana tiene en su día a día contigo. Entiendo que estos momentos de soledad y reflexión existen, me encanta tu sinceridad, y créeme que te admiro tu valor profundamente porque no es una situación fácil. Lo haces con amor y es lo más importante.
    Te confieso que los videos los veo varias veces, me rio, me inspiran ternura y pienso que serian ejemplos perfectos para ciertos temas en clase :)! te mando un abrazo muy grande y espero algún día conocer esas hijas tan hermosas que tienes.

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      Hola Juana!! Qué sorpresa verte por aquí!! Me encanta escribir pero me gusta más cuando la gente que me lee y que le gusta lo que hago ha pasado alguna vez por mi vida. Yo también te recuerdo con mucho cariño! Qué nota lo que haces pero desde qué enfoque? ¿medicina o psicología? Eso me encanta!!! Juanis muchas gracias por tus palabras. No sabes lo que agradezco eso. Y estoy segura que cuando seas mamá te vas a sorprender de todas las cosas que despiertan en uno los hijos. Yo no se si buena o mala mama pero sí se que he entregado todo lo que tengo y todo lo que soy por hacer de mis hijas lo que considero mejor. Bienvenida a este blog siempre y todo lo que puedas aportar a nivel profesional y personal será muy bien recibido. Te mando un abrazo aún más grande y muchas muchas gracias otra vez!!!

  2. luz aida says:

    Hola ana maria! Tu expresaste como yo me siento, me identifique contigo ps aveces trato de justificar el estar con mis dos hijos tiempo completo para que sean buenos hombres y educados debidamente, pero luego me derrumbó cuando veo como otras personas escalan en sus vidas y son exitosas y me deprimo, pero sabes mi mamá me dice ” ahora esta es tu profesión y la haces muy bien, en el futuro verás sus frutos”, y me alivia. Abrazos!

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      Eso es verdad! Entre todas nos vamos dando apoyo convencidas de que lo que hacemos es lo mejor que le podemos dejar al mundo: unos hijos llenos de valores y calidad humana. Muchas gracias por leerme y te invito a este espacio cuando quieras, es para que opinemos todas y nos acompañemos en este camino que es la maternidad.!!

  3. sandra fajardo says:

    Parece que relataras mi vida, al igual que tu era abogada, tengo 3 hijos, pero renuncie solo por mi ultima hija a mi empleo, veo la diferencia entre ellos y eso justifica el sscrificio.

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      Qué bueno que sí se vea, eso me da muchos ánimos para continuar este camino de esta manera. Qué delicia poder hacerlo y qué delicia más mamás que me acompañen en mi labor!. Muchas gracias por leerme, siempre bienvenida a mi blog.

  4. Maria Jimena A. says:

    Amé esta publicación. Me siento totalmente identificada. Amo a mi hija y pensé que siempre iba a querer ser una mamá que se quedaba en casa, pero al pasar el tiempo descubrí que quería otras cosas también, que me hacia falta mi vida profesional. Trato de hacerlo todo jaja trabajo medio tiempo, estoy emprendiendo un negocio con mi familia y le dedico las tardes a mi bebé. Sentir que no soy la único me hace darme cuenta de que no soy tan mala como aveces me siento por no dedicar el 100% del día a mi hija.

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      Nooo qué es esa delicia! Entonces sí se puede! Qué alientos me das! Esa sería mi vida ideal pero por ahora no he sido capaz. Por ahora sigo en casa con mi niña, a la espera de la otra y todos los días inventando un negocio nuevo, hasta que le pegue al que es!. Mil gracias por leerme y por retroalimentar este espacio!!.. y… Felicitaciones!!!

  5. María Isabel Mesa says:

    Hola Ana María.
    Dejame decirte que me encantó tu blog. Me tansportó a la época en que mis hijos nacieron y me tocó tomar la dificil pero acertada decisión de abandonar mi profesión por ellos.

    La mala noticia es que yo dejé de trabajar hace 15 años y todavía siento esa sensación que tu describes de quedarse atrás en sentido laboral y tener que depender de mi esposo para todo lo relacionado con dinero …
    Ahora estoy en una nueva etapa ellos están en plena adolescencia y siento que ya no me necesitan como antes y eso me asusta un poco, peor que la niñez!

    Digo que es acertada la decisión que tomamos algunas mamás de sacrificar todo por nuestros hijos porque cuando crecen acompañados por nosotras se nota la diferencia.

    Aunque a veces me pregunto que sería de mi vida si no hubiera dejado mi carrera, los veo a ellos (Camilo y Alejandro) hechos unos hombres que respetan las normas y hasta ahora van derechitos gracias a que tuvieron una figura materna a su lado . Eso me llena de felicidad y ahí es cuando pienso que valió la pena el sacrificio.
    Todavía me meto en ese cuarto oscuro que tu describes y pataleo y hago mis berrinches solita, pero me calmo y miro hacia delante y siento la satisfacción del deber cumplido.
    Ánimo que apenas estás empezando!
    Sigue escribiendo tus reflexiones para que más mujeres nos podamos beneficiar.

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      Hola María Isabel!! Qué rico encontrar un punto de vista como el tuyo… Ya con tiempo… Y aún así sientes que valió la pena, eso me alienta mucho. Creo que el mejor legado que le podemos dejar al mundo son hijos que valgan la pena en cuanto a valores, más que un planeta limpio, más que profesionales excepcionales. Por eso creo que tu labor, la mía y la de muchas otras vale la pena, aun cuando tengamos que sacrificar nuestra vida laboral o dejarla a un lado, y nos provoque imaginarnos como las empresarias del año una vez al mes. Mil gracias por leerme, y mil gracias por enriquecer este espacio que no es más que para eso, para acompañarnos en esta labor. Me encanta que ya estés en la cima de tu maternidad y que veas los frutos del esfuerzo que ha sido criar tus hijos!!!

  6. Lapatico says:

    Que locura esto, muy al alma me llega sobre todo en estos días que han sido de cueva con mis mellizos de 3 y mi hijo de 6. Gracias por mostrar que no soy la única a punto de ser internada jejejeje

  7. Claudia Navarro says:

    Dios, Ana María, Has arrancado lagrimas con tu publicación, es emocionante saber que no soy la única que siente ese hoyo negro que eventualmente llega una o dos veces al mes y barre con toda la magia de estar con estos pequeños ángeles, por los que darías tu vida y mas, por los que diariamente entregas un poco mas de ti y tratas de ubicar mas y mas para seguirles entregando… Sin anhelar solo ocacionalmente algo tan simple como el tener un día de spa y poder solo hacerte las uñas… O algo tan ambicioso como ser profesionalmente exitosa… Emprendedora, empresaria y una esposa sexi … Wooou

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      JAJAJAJAJA Así es Claudia! Lo que nos hace ambicionar esa cueva es tan simple y tan tremendo! Muchas gracias por leerme y por hacer de este espacio un lugar de desahogo entre las mamás. Bienvenida siempre, un abrazo!

  8. Rita Oyaga says:

    Excelente reflexión… Ana la verdad te sigo por Instagram y me parecen super interesantes tus POST al igual que tú somos muchas mujeres que dejamos a un lado nuestra vida profesional para dedicarnos al mejor trabajo de TODOS ser mama!!! leerte creo que a mas de una nos llena de fortaleza. Saludos y muchas bendiciones

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      Muchísimas gracias por tus palabras, me motivan a seguir haciendo mi blog día a día!!! Qué bueno leer a otra mamá que se queda en casa con sus pequeños. Es una tarea nada fácil, nada reconocida, pero sin duda, con todos los frutos!! Un abrazo

  9. Maria Victoria Velasco says:

    Mira la fecha! y yo por acá apenas te encuentro y estoy como loca leyendo todos estos post!!! me tenes encantada!! …Me imagino que estarás cansada de leer tantos comentarios, pero aun así, quiero contarte algo personal. Soy una mujer joven (25) , recién casada y con unos deseos enormes de ser mama, pero el miedo siempre me invade y no solo a mi sino también a mi esposo, los dos nos enloquecemos al ver un bebe, y nos miramos con cara de “ya?… le hacemos o que?” jajajajaj pero luego como que nos pellizcamos y decimos ” no , aun no” por x o y siempre encontramos un pero… pero el principal miedo, no mentiras, principal?.. todos son principales en esta decisión! …. Siempre he tenido muy claro en mi mente el echo de que llegado el momento, me quiero quedar en la casa con mi hijo, pero siempre me invade ese pánico de saber que siempre he sido muy independiente, no he necesitado pedirle mucho a nadie para nada, porque me acostumbre a trabajar desde los 13, ya fuera en temporadas de vacaciones escolares, o los fines de semana en algún negocio de un familiar, o en la universidad, etc, mi mama y la esposa de mi cuñado (recién tuvo bebe y se moría de ganas por entrar a trabajar) siempre me dicen que no se me ocurra hacer semejante “burrada” como lo dicen ellas, y empiezan con un sin fin de experiencias de amigas que hicieron eso y se arrepienten toda su vida… y entra uno en esa crisis existencial que no sabe que escuchar, porque aparte de todo soy super inquieta, me gusta siempre estar haciendo aqui , haciendo alla, etc etc etc… pero aun así siento que no debo cambiar mi decisión.
    Si la situación laboral del momento nos lo permite, me quedare en casa… por que otro punto es lo que uno desee y tenga planeado pero no sabemos como la vida puede darnos un giro y cambiarnos todos los planes… ya finalizando, enserio!! enserio!! desde el fondo de mi corazón te agradezco mucho! .. leer todo esto me da una visión mas realista, y siento esto que leo como mio!!.. de verdad espero seguir viendo cositas tan interesante por acá… y ese par de repollitos tuyos! me tienen todavía mas enamorada! son hermosas!
    un abrazo enorme!!

    • Ana María Franco
      Ana María Franco says:

      hola!!! Se me llena el corazón de felicidad de leer mensajes como el tuyo!!!!!!!!!!!!! Te felicito por ser capaz de tomar esa decisión, querer dejar de trabajar es renunciar un poco al ego y a la cara materialista que todos tenemos, para eso se necesita ser muy muy grande!!. Este es un espacio para tí y lo hago con muchísimo amor, siéntete libre siempre de opinar, consultar, sugerir y corregir lo que quieras. Un abrazo

  10. Alejandra Dapena says:

    Hola Ana Maria,soy una mamá próxima a cumplir los 50,estudie derecho,mi marido es medico,nos casamos muy jóvenes 23 y 24 años,con toda la vida por delante,un libro en blanco para empezar a escribirlo,justo al año de casados y sin planearlo quede embarazada,fui feliz desde el momento en que lo supe,ser mamá había sido mi sueño siempre.
    Mi marido queria especializarse y una residencia en medicina es totalmente absorbente y esclavizante,fue entonces cuando empecé a pensar no solo en la soledad que me esperaba a mi como pareja,también ese bebe que venia en camino con un papá ausente y una mamá ejerciendo su profesión.Me deje guiar por mis sentimientos y mi instinto y de común acuerdo con mi marido tomamos la decisión de que iba a quedarme con el bebé tiempo completo,pese a todas las circunstancias que teníamos en contra,iban a ser 4 años en los que mi marido no iba a devengar un salario,la presión de los que nos rodeaban que decían que como era posible que yo no fuera a hacer nada,pues lo que yo iba a hacer lo hacia una empleada del servicio,que iba a tirar a la basura mi carrera,en fin,pero una vez tomada la decisión estábamos totalmente tranquilos y decididos a seguir adelante.
    Nacio mi hija y me dedique 24/7 a ella,la disfrute y vivi plenamente el ser mamá,cuando mi hija tenia 2 años nació mi segundo hijo,fue duro pero fui muy feliz,me atacaban las dudas,a veces sentía que las paredes se me venia encima,pero era un sentimiento pasajero,veía a mis hijos y las dudas desaparecían ,fueron pasando los años,ya mi marido era especialista,las cosas iban siendo mas fáciles y teniendo mi hija 11 y mi hijo 9 años,nos sorprendió otro bebe en camino,fue volver a empezar ,que delicia,otra experiencia totalmente nueva.Para no hacer esta historia muy larga,hoy mi hija mayor es una profesional,va a cumplir un año de casada,mi segundo hijo esta terminando su carrera y esta fuera de el país haciendo su semestre de practica y el tercero ya es un adolescente. Es difícil dejarlos ir,sentir que ya no eres su centro,que ya no te necesitan,es como quedarse sin trabajo,hay que reinventarse,aprovechar y hacer realidad los sueños que dejamos a un lado durante tantos años,volver a tener todo el tiempo para disfrutar la vida en pareja,es hacer un pare y un balance inevitable por la edad que tengo y el momento que estoy viviendo,pero miro mis hijos y veo que valió la pena,son seres íntegros,familiares,para resumirte son personas buenas.
    Ya veo que no me equivoque al quedarme tiempo completo con mis hijos,es la parte de mi vida que mas me ha llenado el alma y me ha hecho mas feliz…

  11. Laura says:

    Hola Ana,
    Te escribo desde Montreal! Me encanta leer tus articulos y sobre todo la sinceridad que transmites en ellos. Yo tambien tuve un blog cuando estuve en mi licencia, pero no lo pude seguir por mis horarios entre la casa el trabajo y Salome. Admiro mucho a las mujeres que como tu ( y como muchas otras) destacan la labor de ser madre y que tampoco juzgan a aquellas (como yo) que decidimos combinar nuestra rol de madres con la vida profesional. Gracias de Nuevo por abrir tu vida personal hacia el mundo, y por fomentar valores que hoy por hoy se han perdido o se han trasgiversado en la sociedad.
    Abrazos y yo tambien le doy Chocolate a Salome!!
    Laura

  12. valentina says:

    Hola Ana,Me Encanta Tus Blogs..Todo Lo Q Haces Como Mamá , No Tengo Hijos Pero Me Gusta Como Compartes La Vida De Mamá Y La Vida De Tus Hijas …Q Bendicion Encontrar Personas Como Tu .Saber Como Manejas Tu Vida A Diario,Bueno En Fin Te Deseo Los Mejores Exitos …

Comentarios

Tu correo no será visible al píblico. Nombre / correo son requeridos*

Debes usar estos HTML atributos y etiquetas:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>